martes, 10 de marzo de 2009

Y pasó lo q tenía q pasar...

A veces el vecinito (el hijo de los vecinos) se viene por las noches a casa.
A la madre le viene genial porque el niño tiene "mamitis extrema aguda" y así la deja ducharse, cambiarse y preparar la cena.

Y a mi... q decir, me encanta q el niño se quiera venir a casa.
Durante las Navidades se vino todas las noches. Me tenía el portal de Belén.... bffff, aLoNNe cada vez que pasaba me movía algo de sitio o metía cosas nuevas en el Portal, y el niño cogía todas las gallinitas, los pollitos, las cabritas y los perritos y se los llevaba a la salita para jugar...

Se viene algunas noches sueltas, anoche se vino y hoy también.
Arwen ya es más confiada con él y se acerca y se queda a su lado.

Hoy el pequeño sólo quería darle ensalada a la gata (es que cuando llegó a casa yo estaba cenando).
Y yo diciéndole q nooo, q la gata come lo suyo...

Se sienta conmigo a jugar a la NintenDogs (se la he enseñado hoy por primera vez) y sólo hacía tocarle la nariz a la gata...
Uuuuh... la gata ya un poco harta pero se dejaba hacer (jamás he visto a Arwen con tanta paciencia)
Un poco la nariz... la ojera... los bigotes....

Hasta q en una de las veces q le ha tocado la nariz Arwen se ha largado no sin antes darle un arañazo en la mano.
Pobrecito mi niñoooo, q mal me he sentido... lloraba del susto (porq el arañazo fue nada nada).
Lo cojo en brazos y me lo llevo al baño, le pongo agua fría con un disco de algodón y le canto lo de Sana Sanita Culito de Ranita si no sana hoy sanará manañitaaaa (q él no la conocía).

Nada, 10 segundos y se le pasa... y otra vez buscando a Arwen por debajo de la mesa. Lo distraigo diciéndole q me ayude a poner la lavadora... y en esto llega la madre.

Se lo cuento, porque me sentía fatal y me dice la madre:
- ¿A q ha ido a cogerle la nariz a la gata?
Resulta q el bichejo del vecinito se divierte desde hace bien poco en tocar a tooodos los animales q ve.
Gatos, perros o incluso caballos, y no es el primer arañazo de la semana ya...

Así q nada... una tirita y como nuevo.

Eso sí... el mal rato q he pasado no me lo quita nadie. La gata se ha olvidado en nada, el niño a los 10 segundos, la madre se ha reido quitándole importancia porque conoce al niño... y yo... yo me he quedado mal.

Eso sí, antes de irse me ha dicho q mañana se viene otra vez, q se va a traer juguetes para él y para mí. jejeje.

Buenas noches

Alma

11 Comments:

Gildo said...

Bueno, la madre habra pensado que para que deje de tocarle las narices a ella durante un rato, mejor que se entretenga tocando las narices del gato de la vecina.
Salud y suerte

tia elsa said...

jajaja! Mirá con tu vecinito buen suste te ha dado, espero que se le pase la mania de tocar narices!!! Luego cuenta como lo han pasado con los juguetes, besos tía Elsa.

quehagoaqui said...

jajaja pobre nene y pobre de ti que sin duda te sentiste mal...a mi me hubiese pasado igual.

Pero sii como dijo Gildo la madre debio pensar mejor que toque al gato a que a ella por un rato...me salio un verso sin esfuerzo ;)

besos y ya quisiera yo a ese vecinito!!!

Raquel said...

Los niños son así, se les olvida todo en 2 minutos y nosotros nos quedamos preocupados...

Un saludo.

Lina said...

Menudas prácticas gratuitas que estás teniendo con el vecinito...jejejeje.

Ana said...

Pues yo quería una vecina como tu, que de vez en cuando se alegrara de llevarse a los míos,jejeje

La niña,le tocaría las narices a ambos : a la gata y a ti,jajaja

Besitos guapa

Laia said...

Los niños son así Alma. Yo me hubiera reído como la madre porque Aitana también toca todo bicho viviente que se cruza a su alrededor. Es el pan de cada día con ellos.

Muchos besitos

Elenilla said...

Mi hija se abalanza (literalmente) sobre cualquier perro que ve por la calle. Los adora!!! Pero se que cualquier día uno le va a pegar un muerdo porque no les deja en paz. No creo que me ria, pero tampoco le echaré la culpa al dueño porque se como es mi peque!

Tienes tiritas de spiderman o de Mickey Mouse?? Esas hacen milagros con los niños. A las niñas les curan mejor las de princesas. Si tu vecinito va a seguir visitándote deberías incluirlas en tu botiquín ;-p

Alma said...

Muchas gracias a todos por contestar.

Al vecinillo lo he oido esta mañana llorar (supongo q no tendría ganas de ir al cole) así que sé q sigue vivo jejejeje.

A la madre le viene genial que se quede en mi casa, el peque se distrae y yo lo paso bien. Negocio redondo.

Eso sí, Arwen no se si lo verá y se esconderá al llegar jejejeje.
Y lo de las tiritas... de esas no hay en mi casa jejeje, las hay de las marroncitas de toda la vida :D

besos a todos

Alma

Alessandra said...

Jajaja, el zagal se lo pasaría en grande y tu preocupada. Espero logres convencer a tu marido de hacer la acampada y disfrutes de ella. Muchas gracias por pasar por mi blog

Tamara said...

Jajajaja, pobrecito el niño pero los niños cuando lloran montan un espectaculo tremendo y a los dos minutos ya no tienen nada, y tu te quedas como tonta con el susto jajaja
Isaac tambien es muy pesadito con Salem y alguna vez el pobre se ha cansado y le ha dado un toquecillo con la pata (poca cosa) pero vamos ahi sigue Isaac detras de el jajajajajaja