martes, 21 de octubre de 2008

Durmiendo en el sofá.

Sí, así llevo una temporadita, que me voy a acostar en la cama y a la hora me levanto y me voy a dormir al sofá.

Y NO NO, no es que esté peleada con aLoNNe, que va. Es que no aguanto más tumbada.

El pasado año, por Navidades, tropecé en las escaleras del trabajo y caí rodando 13 escalones (los conté una vez que me reincorporé al trabajo tras la baja).
Desde entonces me duele un montón la espalda.
Estuve en rehabilitación, pero sólo fui a 3 sesiones, pues cada vez que iba salía mucho peor de lo que entraba (sé que tiene que ser así pero aquello era demasiado, iba a las 9 de la mañana y al llegar a casa tenía q acostarme).

Desde entonces la espalda la verdad es que me molesta y en ocasiones me duele, pero es que desde hace un mes más o menos estoy rabiando con ella.
Me duele al tumbarme, al echarme en el sofá, al acostarme ...

Así que me acuesto en la cama y al poco me voy al sofá, no sé que tiene mi sofá pero es comodísimo, me pongo una mantita de viaje encima, abro la terraza y me quedo fritita hasta que de madrugada me despierto y me vuelvo a la cama o incluso hasta que me suena el despertador.

Tenemos otra cama en casa, pero a mi me gusta el sofá jejeje. Si algún día nos peleamos yo me pediré el sofá jejejeje :)


aLoNNe ya me ha convencido de que visite al médico (a mí es que no me gusta ir nunca) así que, hoy me enteraré si me puede visitar la Mutua de trabajo, ya que a ella asistí la otra vez.

Besotes

Alma

2 Comments:

Tamara said...

Por supuesto que tienes que ir a que te miren la espalda, no lo dejes que las contracturas son muy malas, yo ultimamente tambien estoy resentida, pero claro, no creo que tanto como tu porque nunca me he dado un golpe fuerte.
No te dejes de mirar, y ya nos contaras, espero que sea algo que se alivie con unas pocas sesiones de masajes y calor.

Laia said...

Claro, ve a que te lo miren, la espalda es algo muy importante.

A mi tb me encanta dormir en el sofa!! siempre me quedo dormida allí y a mitad de noche me cambio, auqnue he llegado a dormir noches enteras. Besos