martes, 20 de enero de 2009

Cuidado con los electrodomésticos.

En serio, mucho cuidado con ellos.

Yo soy de las que me voy al trabajo y dejo la lavadora, secadora o lavavajillas puestos (A veces incluso 2 cosas a la vez), creo que a partir de ya voy a ponerlo sólo cuando esté en casa.

Os lo digo porque cuando he llegado al trabajo he visto junto a mi nave (bueno, la mía no, que es del jefe, pero en la que trabajo) mucha gente parada. Eran del concesionario que hay al lado.


Lo primero que he pensado es que habían cerrado o habían tenido un despido masivo o algo así (con esto de la crisis...) y estaban todos fuera.

Pero no... todos miraban para mi nave.

Aparco y veo que tengo tooooooda la fachada para mi sola... algo realmente insólito, entonces es cuando veo que todos me miran ¿Será por donde he aparcado?

No, no me miraban a mí, al bajar del coche un olor a quemado me invade, miro hacia arriba y veo muchísimo humo...

Mi nave es la que está ardiendo!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

Hay una furgoneta de bomberos ahí, y 2 minutos más tarde llegan dos camiones más de bomberos.

Todo lleno de humo, todo lleno de gente mirando, un olor a agrio impresionante... mis jefes llorando, mis compañeros ayudando a abrir las puertas a los bomberos y no podían porque parece ser que del calor se habían dilatado un poco (son de hierro) ...

Los bomberos organizados a más no poder.... 2 sacando mangueras, 2 colocándose las mascarillas y bombonas de oxígeno y 3 forzando las 3 puertas grandes que hay para acceder a la nave.

Al abrirlo una nube de humo negra lo invade todo.

Un cuarto de hora más tarde... o al menos a mí se me pasó lentísimo el tiempo... salen para afuera, nos dicen que no ha pasado nada, ha sido la secadora que ha salido ardiendo con las mopas (la dejaron puesta a mediodía) de limpiar las lonas y el suelo.

Pero claro, ha salido también ardiendo unas lonas (que por suerte son ignífugas, no prenden llama pero se carbonizan soltando muchísimo humo) y unos plásticos además de la secadora que ha quedado irreconocible.

Con todo esto, el humo que se ha concentrado en la nave, todo negro... era impresionante.

Os juro que para lo que podía haber pasado...no ha pasado nada.

Cambiaremos la secadora, la pared de chapa del baño que hay en la nave y las lonas y plásticos se tirarán... pero sólo pensamos ahora que habría pasado si llega a ser por la noche... la que se hubiera liado. Todo el dinero de la empresa está metido en esa nave, en forma de lonas, tarimas (madera) y moqueta... bfffff (Y de ahí sale el trabajo de todos, incluido el mío).


Todo ha comenzado a las 15:25, porque es la hora a la que saltó la luz (lo sé por el reloj de fichar, q estaba parado a esa hora) y al cuarto de hora se dieron cuenta los de la nave de al lado y llamaron a los bomberos y luego a mi jefe (pues entramos a las 16,00 nosotros). la que se ha liado en 20 minutos aquí... bffff.


Al principio nos hemos quedado todos sin saber que hacer, cuando ya vimos que era de la nave de las lonas corrí a las oficinas a bajar el cuadro de luz y mirar los calentadores y demás por si alguno se hubiera quedado también conectado.
La oficina llena de humo también, pero por suerte nada de nada de nada. Si antes subí antes bajé (Y porque los bomberos dieron permiso, eh?).


Sólo deciros que la secadora era nueva, tendría 7-9 meses más o menos, y, a falta de que el perito llegue y vea, los bomberos dicen que del cuadro no ha sido, sino de la secadora.

Yo voy a dejar de ponerla cuando no estoy en casa, me da mucho miedo pensar lo que ha podido pasar (q por suerte tenemos hasta que irnos a celebrarlo por lo poco o nada que ha sido, lo que pasa es que el humo es muy llamativo y asusta) ¿Os imaginais en casa? Lo perderíamos T O D O.


Sólo deciros que echeis un ojo a lo que enchufais en casa, que no tiene porque pasar más eh? pero q... voy a intentar poner los electrodomésticos cuando esté en casa.


Al comienzo no eché fotos, luego me acordé del seguro de la nave y me puse a hacer algunas, pero como vi tan mal a la compañera (la q dejó la secadora puesta) pues me quedé con ella y con la jefa, y ya al final cuando ya estábamos todos tranquilos y sabíamos que ya no pasaba nada grave eché alguna más.
Saludos


Alma

3 Comments:

Lina said...

Qué susto. Tambien soy yo de las que se van a la calle y dejan la lavadora enchufada. Creo que la próxima vez lo pensaré un par de veces.

Besos.

Raquel y José Manuel said...

¡Que susto!. A mi me da miedo dejar las cosas funcionando, y pensaba que era tonta... pero la verdad cuando oyes cosas como estas... pues te das cuenta que de tonterías, nada.
Menos mal que vosotros estabais comiendo. Un saludo.

Laia said...

Menudo susto Alma!!! esta mañana lo leí de pasada porque casi no tenía tiempo y llamé corriendo a la señora que limpia en mi casa para que desenchufara todo antes de irse. Gracias por el consejo.

Me alegro de que al final no haya sido mucho.

Muchos besos